lunes, 13 de marzo de 2017

Madrid

¿No me diga  que no conocen la historia del gigante que se alimentaba de latas gigantes de anchoas y vivía en el subsuelo? Pues no es ficción, es real. Tengo pruebas.